La cúrcuma

Laura
| junio 15, 2021

LA CÚRCUMA

María Eskitxabel Barandarain
 
Formación académica:
2018: Formación de Profesora de yoga por Frog Lotus Yoga 
2018 – Actualidad: Grado en Nutrición y Dietética online en la Universidad Europea de Madrid
 
Experiencia profesional:
2017-2018: Comunicación y Marketing en 802 Yoga Studio
2018- Actualidad: Profesora de Yoga autónoma

La cúrcuma es una especie originaria de la India que ha atraído mucho interés en el  mundo tanto médico/científico como culinario durante los últimos años. La cúrcuma es  una planta rizomática perenne de la familia del jengibre [1]. La propiedades médicas de  la cúrcuma, fuente de curcumina, se conocen desde hace miles de años, sin embargo, la  habilidad para conocer su mecanismo dentro del organismo y determinar sus  componentes bioactivos no se han estudiado hasta hace pocos años. La curcumina,  también llamada diferuloilmetano, es el principal polifenol presente en la cúrcuma [2].  Tradicionalmente, la cúrcuma se utilizaba en Asia como una hierba médica debido a sus  propiedades antioxidantes, antiinflamatorias, antimutagénicas, antimicrobianas y  anticancerígenas.  

La curcumina, ha demostrado actuar a nivel celular y molecular mejorando condiciones  inflamatorias, síndrome metabólico, y en el manejo de problemas oculares inflamatorios y  degenerativos. Sin embargo, a pesar de sus indudables beneficios, uno de los mayores  problemas de la ingesta de curcumina es su baja biodisponibilidad, lo que parece ser  debido a su baja absorción, rápido metabolismo y rápida eliminación. Para mejorar su  absorción, se han identificado varios agentes capaces de bloquear la ruta metabólica de  la curcumina; uno de ellos es la piperina presente en la pimienta, capaz de aumentar la  biodisponibilidad de la curcumina en un 2000% [4]  

La curcumina es reconocida y utilizada en todo el mundo de diferentes formas por sus  múltiples beneficios para la salud. Por ejemplo, en India, la cúrcuma se utiliza en los  currys; en Japón, se sirve en el té; en China, se utiliza como colorante; en Malasia, como  antiséptico; en Pakistán, como agente antiinflamatorio y en otros muchos países en  alimentos como la mostaza, el queso o la mantequilla como conservante y colorante. Se  encuentra disponible en cápsulas, pastillas, ungüentos, bebidas energéticas, jabones y  cosméticos.  

Además, los curcuminoides se han aprobado por la FDA (Food and Drug Administration)  como “Generally Recognized as Safe” (GRAS) O “Generalmente Reconocido como  Seguro”. [5]  

Mecanismo de acción  

Los principales mecanismos de acción que explican los efectos de la curcumina son sus  propiedades antiinflamatorias y antioxidantes. La curcumina ha demostrado mejorar  marcadores sistémicos de estrés oxidativo. En un estudio que estudiaba la eficacia de la  suplementación con curcuminoides se encontraron mejoras en parámetros de estrés  oxidativo incluyendo la actividad de SOD en plasma seminal y catalasa, además de  concentraciones séricas de glutation peroxidasa y peróxidos lipídicos [6]. El estudio  utilizaba formulaciones que incluían piperina para superar la limitación de la  biodisponibilidad. Un estudio señala que las propiedades antioxidantes de la cúrcuma no  son solo gracias a la curcumina sino por los componentes fenólicos y flavonoides  presentes en las hojas. Estos compuestos han demostrado tener efectos sobre los  radicales libres de oxígeno (ROS) causados por estrés oxidativo. 

Por otro lado, la inflamación es otro de los factores causantes de varias enfermedades  crónicas como el Alzheimer, la enfermedad de Parkinson, esclerosis múltiple, epilepsia,  enfermedad cardiovascular, obesidad, diabetes y depresión entre otras. La curcumina  también ha demostrado suprimir la inflamación mediante varios mecanismos.  

Seguridad y dosis diaria recomendada 

En general, el consumo de curcumina es considerado seguro. Según la JECFA (comité  mixto de la FAO/OMS la ingesta diaria admisible de curcumina es de 0-30–3 mg·kg−1.  

Efectos secundarios  

La curcumina ha demostrado ser un compuesto muy seguro. La dosis segura es alta y solo  se han visto efectos secundarios como náuseas, diarrea y un aumento en fosfatasa  alcalina en sujetos que recibían 0,45-3,6 g/día de uno a cuatro meses.  

Artritis  

Una de las enfermedades relacionadas con la inflamación es la osteoartritis, una  condición articular crónica. Afecta a alrededor de 250 millones de personas en el mundo,  influyendo en la calidad de vida de las personas que la padecen. Aunque hoy en día no  hay cura para esta enfermedad, existen varias opciones farmacéuticas como analgésicos  o antiinflamatorios no esteroideos como tratamiento, sin embargo, estos tratamientos son  parcialmente eficaces y a largo plazo pueden causar daños intestinales, renales y  cardiovasculares. Por ello, se ha mostrado mucho interés por tratamientos alternativos  que incluyen suplementos dietéticos y remedios herbales. Varios estudios han  demostrado el efecto antiartrítico de la curcumina, en uno en concreto en el que a 40  sujetos con un medio a moderado grado de Osteoartritis de rodilla se les administraba o  bien 500mg/día con 5mg de piperina o una dosis placebo durante seis semanas. Los  resultados de dicho estudio favorecían la eficacia de curcuminoides a la hora de aliviar los  síntomas. [7]  

Síndrome metabólico  

Como se ha comentado anteriormente, la curcumina puede atenuar la inflamación  sistémica afectando a varios sistemas. El síndrome metabólico incluye la resistencia a la  insulina, hiperglucemia, hipertensión, colesterol HDL bajo, colesterol LDL alto, niveles de  triglicéridos altos, y obesidad, especialmente la visceral. La curcumina ha demostrado  atenuar varios síntomas del síndrome metabólico mejorando la sensibilidad a la insulina,  reduciendo la presión sanguínea, la inflamación y estrés oxidativo. Además, hay evidencia  que los curcuminoides pueden modular la expresión de genes y la actividad de enzimas  involucradas en el metabolismo de lipoproteínas que conlleva una reducción de  triglicéridos y colesterol en plasma y eleva los niveles de colesterol HDL. 

Tanto la obesidad como el sobrepeso se relacionan con una inflamación crónica de bajo  grado en el que se expulsan citoquinas por inflamatorias. Estas citoquinas pueden estar  relacionadas con las complicaciones asociadas con la diabetes y enfermedades  cardiovasculares. Por lo tanto, tratar la inflamación resulta muy beneficioso. [8]  

Dolor muscular  

El dolor muscular con aparición tardía debido a una actividad muscular excéntrica está  asociado a respuestas inflamatorias y a la producción de especies reactivas de oxígeno  (ROS) que sostienen tanto la inflamación como el estrés oxidativo.  

Dado que la curcumina puede estimular respuestas antioxidantes y moderar la respuesta  inflamatoria, podría ser utilizada para aumentar la resistencia a las especies reactivas de  oxígeno (ROS) sin interferir en los beneficiosos efectos metabólicos asociados a su  generación.  

Se necesitan más estudios para valorar los beneficios de la curcumina en diferentes tipos  de ejercicio ya que los efectos de los ROS en el músculo pueden variar dependiendo del  ejercicio, pero los estudios realizados en ejercicio aeróbico han demostrado mejoría en  el daño titular del músculo.  

Covid-19  

Desde finales de 2019 la enfermedad de Covid-19 se ha expandido por todo el mundo.  Por ahora, no se ha encontrado un tratamiento eficaz para combatir con el virus, pero sí  se han utilizado varias sustancias para lidiar con los síntomas.  

Varios estudios experimentales y clínicos han estudiado los efectos de la curcumina  contra el Covid-19 por sus propiedades antivirales, antiinflamatorias, antipiréticas y  antifatiga entre otras.  

En infecciones severas por Covid-19, una neumonía puede derivar en hipoxemia,  distorsionando el metabolismo celular y el suministro de energía y consecuentemente  aumentar la fermentación anaeróbica. Después, ocurre una acidosis y se crean radicales  libres de oxígeno. La curcumina podría ayudar a reducir estos radicales por su efecto  antioxidante.  

Por otro lado, en casos de insuficiencia respiratoria grave, aumentar mediadores  inflamatorios como citoquinas (TNF-α, IL-1β, IL-6, IL-8, IL-10) y los radicales de oxígeno.  Se han utilizado dosis altas de vitamina C para estos pacientes, pero los efectos  protectivos de la curcumina encontrados en otras patologías respiratorias sugieren que  los mecanismos de acción de la curcumina podrían ser útiles para la insuficiencia  respiratoria grave. 

Se necesitan más estudios para probar la eficacia de la curcumina, pero lo encontrado  hasta ahora muestra efectos favorables en el tratamiento de síntomas. [10] 

 

Personas sanas  

La mayoría de los estudios realizados son personas con alguna patología. Hay un estudio  en el que se administraba 80 mg/día de curcumina. Se administraba o bien una dosis  placebo o la dosis de curcumina durante cuatro semanas. El tratamiento consistía en 400  mg de polvo con 80 mg de curcumina. Se tomaron muestras de sangre y saliva antes y  después del estudio. Los sujetos que habían tomado la dosis de curcumina presentaron  niveles menores de triglicéridos, pero no de colesterol total. Otros valores también  mejoraron, pero resulta complicado valorar la mejora en sujetos sanos ya que el concepto  de salud también puede ser subjetivo y el punto de partida de cada sujeto puede variar.  

Conclusión  

La curcumina es reconocida mundialmente por sus múltiples beneficios para la salud, que  principalmente actúa mediante mecanismo antiinflamatorios y antioxidantes. Estos  efectos se consiguen de forma más efectiva cuando la curcumina se combina con agentes  como la piperina que aumenta su biodisponibilidad significativamente. La investigación  sugiere que la curcumina puede ayudar en el mantenimiento de condiciones oxidativas e  inflamatorias, síndrome metabólico, artritis, ansiedad e hiperlipemia. También podría  resultar útil en ámbitos deportivos para la recuperación muscular y regeneración tisular.  Por lo tanto, es una sustancia muy interesante, segura, que para gente sin problemas de  salud puede ser aplicada en la cocina como condimento o ingrediente, y puede valorarse  su uso terapéutico en patologías más concretas. 

 

Bibliografía  

  1. Priyadarsini, K.I. The chemistry of curcumin: From extraction to therapeutic agent.  Molecules 2014, 19, 20091–20112.  
  2. Aggarwal, B.B.; Kumar, A.; Bharti, A.C. Anticancer potential of curcumin: Preclinical  and clinical studies. Anticancer Res. 2003, 23, 363–398.  
  3. Wright, L.E.; Frye, J.B.; Gorti, B.; Timmermann, B.N.; Funk, J.L. Bioactivity of turmeric derived curcuminoids and related metabolites in breast cancer. Curr. Pharm. Des.  2013, 19, 6218–6225.  
  4. Shoba, G.; Joy, D.; Joseph, T.; Majeed, M.; Rajendran, R.; Srinivas, P.S. Influence of  piperine on the pharmacokinetics of curcumin in animals and human volunteers. Planta  Med. 1998, 64, 353–356.  
  5. Gupta, S.C.; Patchva, S.; Aggarwal, B.B. Therapeutic Roles of Curcumin: Lessons  Learned from Clinical Trials. AAPS J. 2013, 15, 195–218.  
  6. Sahebkar, A.; Serbanc, M.C.; Ursoniuc, S.; Banach, M. Effect of curcuminoids on  oxidative stress: A systematic review and meta-analysis of randomized controlled trials.  J. Funct. Foods 2015, 18, 898–909.  
  7. Panahi, Y.; Rahimnia, A.R.; Sharafi, M.; Alishiri, G.; Saburi, A.; Sahebkar, A.  Curcuminoid treatment for knee osteoarthritis: A randomized double-blind placebo controlled trial. Phytother. Res. 2014, 28, 1625–1631.  
  8. Soni, K.B.; Kuttan, R. Effect of oral curcumin administration on serum peroxides and  cholesterol levels in human volunteers. Indian J. Physiol. Pharmacol. 1992, 36, 273– 275.  
  9. McFarlin, B.K.; Venable, A.S.; Henning, A.L.; Sampson, J.N.; Pennel, K.; Vingren, J.L.;  Hill, D.W. Reduced inflammatory and muscle damage biomarkers following oral  supplementation with bioavailable curcumin. BBA Clin. 2016, 5, 72–78  
  10. Babaei F, Nassiri-AsI M, Hosseinzadeh H. Curcumin (a constituent of turmeric): New  treatment option against COVID-19. Food Sci Nutr. 2020 Sep 6;8(10):5215-5227  11.Sera Kim , Mingyeong Kim, Min-Cheol Kang, Hyun Hee L. Lee, Chi Heung Cho,  Inwook Choi, Yongkon Park, Sang-Hoon Lee. Antioxidant Effects of Turmeric Leaf  Extract against Hydrogen Peroxide-Induced Oxidative Stress In Vitro in Vero Cells and  In Vivo in Zebrafish. Antioxidants. 2021 Jan 14;10(1):112
Laura

CATEGORIAS

ESPECIALIDADES MÉDICAS